dialoga en Lima y en Loreto

La piel que habita Ollanta Humala

Publicado: 2012-07-08

La piel que habita Ollanta Humala, en conflicto con las demandas de las comunidades indígenas peruanas y en conflicto con su propia identidad -de subordinación a Newmont, y de autoritarismo con las comunidades indígenas-, le ha costado al país, en estos últimos días, la vida de cinco personas. De persistir esta actitud represiva por parte del gobierno, el autoritarismo podría ser la única salida gubernamental con un costo social y político muy alto a tal punto que las fracturas jamás podrían sanarse.

Humala confesó en el año 2007 que nunca había pensado ser político, hoy casi a un año de gobierno con un gabinete que adolece de tino político, hay que darle la razón. Durante el Levantamiento de Locumba manifestó que no estaba haciendo política que únicamente era un acto militar reivindicativo, y por eso, según él, volvió a los cuarteles como buen soldado.

Se hizo “político” sin querer queriendo, como suele decir el Chavo, por eso será que siempre vemos a un Humala habitado siempre por la piel de soldado, atado a su identidad pragmática, de subordinación, autoritaria y represiva como alternativa política.

En la trayectoria política que se construyó Humala siempre prevaleció su identidad militar (organización de red de reservistas y el levantamiento de Locumba) que le permitieron posesionarse como líder-candidato en el 2006. Trayectoria que prevalece en su gabinete y en su gestión gubernamental.

La opción militar y represiva del gabinete, de la que nunca pudo despojarse, hasta ahora, nos está costando la sangre y el agua a todos los peruanos.

Entendiendo esta deficiencia política, la salida urgente para Humala es reemplazar a su primer ministro Valdés y a su ministro de Interior inmediatamente por cuadros en los que prevalezca la piel o sensibilidad política y subordine su pelambre militar. Trocar la subordinación a las grandes inversiones por acatamiento y cumplimiento de las leyes del Estado por parte de las grandes empresas, en este caso por Newmont. Transformar el autoritarismo y la penalidad a las comunidades indígenas, por diálogo y consulta, como establece la ley recientemente aprobada en el caso de la explotación minera.

¿Podrá el soldado Ollanta Humala habitar la piel política de presidente que el Perú urge y reclama?


Escrito por

Asunta Montoya

Crítica, Inquieta, inconforme y un poquito creativa. Tejedora de una comunicación solidaria y de una política desde la ciudadanía. Nací en Amazonas y soy latinoamericana. Estudié periodismo en Jaime Bausate y Meza; y Ciencias Políticas en FLACSO-Ecuador. Pero,


Publicado en

Debat-i-k

Sin debate no hay política